EL PROTECCIONISMO FRENTE AL LIBRE MERCADO. Por: Marta Fernández

Algunas medidas para proteger el mercado interior son las siguientes:
– Según Huaman, secretario general de la CGTP, para proteger el mercado interior
(nacional y regional) frente a la crisis económica global es adoptar medidas
arancelarias, lo que provoca como comenta en uno de sus artículos Vanesa Lorenzo,
es el cierre de fronteras. Este cierre, como ella lo denomina implicaría el
empobrecimiento del consumidor y por lo tanto, una contracción de la demanda.
También, a su vez, se pierde competitividad con el resto de los países, por lo que se
reduce la demanda, cae la productividad y aumenta el desempleo.

– Según Digna Carrasco, “las medidas proteccionistas se basan en un principio en la
ayuda de aquellos sectores que están en fase inicial de crecimiento, para que éstos
puedan alcanzar una mayor dimensión y experiencia en el negocio que desarrollan y
esto les permita ser más competitivos”. Según mi opinión, yo creo que estas
medidas, también podían ser reclamadas por otros sectores industriales, que
buscarían ayuda de un modo similar.
– En el artículo publicado por Maria García Otero, para proteger el empleo nacional y
no seguir incrementando el déficit comercial, es frenar la importación de productos
extranjeros y así potenciar la compra nacional. Esto puede ser cierto a corto plazo,
pero no a medio/largo plazo, según mi opinión. Esta medida ha sido utilizada por
Barack Obama, y en su caso consiste en obligar a las empresas nacionales a
comprar acero y otras materias primas fabricadas en EEUU, y no importarlas de
otros países.

Algunas de las ventajas del libre mercado son las siguientes:
– Según el director de la agencia de prensa AIPE, con el libre mercado aumenta el
nivel de vida de las masas, ya que son esas masas, las que no pueden pagar la
diferencia de precio que impone el arancel.
– El libre mercado, según el director de la agencia de prensa AIPE, permite una buena
gestión empresarial.

– Con el liberalismo según el periódico “La Nación” tienes la posibilidad de elegir lo
que quieres comprar y vender, y al precio que lo quieres obtener. Esta posibilidad se
da porque no se protege el comercio interior, el cual, tiene precios mas elevados.
– En el libre mercado no es tan destacado el contrabando como en el proteccionismo,
según La Nación, ya que el consumidor es el que decide lo que quiere y cómo lo
quiere, sin estar impuesto a un precio concreto.
– En un mercado libre, los precios se determinan solamente con la ley de la oferta y la
demanda según lo explica el director hispano de economía y finanzas.

Opinión Personal de la Autora:
Después de hacer este trabajo y reflexionar sobre las opiniones de los distintos
entendidos en el tema, mi opinión frente al liberalismo y proteccionismo no es lo
suficientemente clara como para ponerme a favor de una o de la otra claramente. Por
ello doy mi pequeña opinión desde los dos puntos de vista.
Desde mi punto de vista, para mi, como consumidor me favorece el libre mercado, ya
que soy yo la que elijo lo que quiero comprar, al precio que lo quiero y la calidad de
producto que compro.
Pero, si me tengo que poner en el punto de vista de los productores yo elijo el
proteccionismo ya que el estado da más ayudas a los sectores es fase inicial de
crecimiento para que éstos puedan alcanzar una mayor dimensión y experiencia, entre
una de las ventajas que tiene el proteccionismo.

Articulo disponible en: http://roble.pntic.mec.es/jprp0006/biblioteca/proteccionismo_vs_libre_mercado.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *