Colas para surtir gasolina en varios estados del país. Brian Vidal

Las navidades en Venezuela eran otras, pendiente de buscar el pan de jamón, comprar las estrellitas para los niños y los cohetes para esperar las 12 de la noche. Las damas de la casa pensaban que vestido estrenar, los niños de punta en blanco y los hombres de la casa pendiente de tener todo en su lugar: cerveza para el que tomaba cerveza, whisky para el que prefería el escoses o ponche crema para el más cauteloso.

Para esta navidad la familia está pendiente en otras cosas. Con el sacrificio de los padres los niños tendrán Niño Jesús, quizás no con las mismas posibilidades de años atrás, pero si guardando el detalle para no perder la tradición, los estrenos y las botellas en la mesa quizás no sean protagonistas.

Los protagonistas de esta navidad son las colas por gasolina en todo el país, colas también para la comida y protestas por la falta de distribución de cajas Clap navideño y el invisible pernil prometido por el gobierno.

En todos los estados del país los venezolanos pasan lo mismo que pasaron en Diciembre del año 2002, época de paro petrolero y en donde las colas interminables por gasolina robaron la navidad de los nacidos en esta patria. El panorama no es diferente hoy. En las redes sociales queda evidenciada como será la navidad de muchos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *