BITCOIN Y EL SECTOR FINANCIERO. Por Grupo BTC

Los bancos fueron las primeras entidades importantes en informatizarse, siguen utilizando, con pequeñas modificaciones, protocolos de los años 1950 y 1960, y son plenamente conscientes de que son antiguos, caros e inseguros. El sector de la banca, como toda la sociedad, sabe que internet puede  cambiar por completo un negocio. Esto ya ha sucedido con la música, la televisión, el cine, la prensa, las publicaciones científicas, la radio, las agencias de viajes, la telefonía, los videojuegos, las agencias de
amistad y matrimonio, la deslocalización de ciertos tipos de empleo, la venta y alquiler de vivienda, la fotografía, la publicidad, la selección de personal, el coleccionismo, los artículos de segunda mano y muchos otros. Esto empieza a suceder con sectores como el de la distribución de energía, el taxi, o el juego. El sector financiero no ha sufrido este cambio radical, y aunque no tiene garantías de que el bitcoin vaya a suponer lo mismo para su negocio, sí tiene muy claro que es una posibilidad muy real, en la que tiene centrada mucha atención.
Los bancos tradicionales empiezan a estar interesados y ya están investigando e inviertiendo. Nasdaq, Goldman Sachs, Bankinter, BBVA, ING, UBS, USAA, BNY Mellon, entre otros, han hecho público que están dedicando muchos recursos al estudio del bitcoin y de la tecnología de la cadena de bloques. Una de las principales iniciativas es R3, un consorcio de 45 entindades financieras de primer nivel, entre las que se encuentran BBVA, Banco Santander, MorganStanley, Goldman Sachs, ING, Barclays, Deutsche Bank, UBS, JP Morgan, Credit Suisse, Bank of America, Citi, BNP Paribas, Danse Bank, Societe Generale, BNY Mellon, National Australia Bank, Commerzbank, Royal Bank of Canada, UniCredit, Intensa Sanpaolo y Scotiabank, entre otros.

Desde el punto de vista práctico, el bitcoin se comporta como un dinero un poco especial, que se transmite y almacena de forma digital por internet y que tiene una cotización muy variable. Pero legalmente el bitcoin no es dinero, ni es un producto financiero, sino un bien digital que se puede cambiar por otros bienes o servicios.
En torno a bitcoin está surgiendo un gran número de empresas, el llamado ecosistema: casas de cambio (exchanges) para intercambiar bitcoins por dinero tradicional, procesadores de pagos para dar servicio a comercios, carteras (wallets) para que usuarios individuales y corporativos almacenen sus bitcoins, servicios financieros, minería (que genera bitcoins y valida las transacciones), desarrollo de software y empresas universales, que combinan las categorías anteriores.

Disponible en: https://www.groupbtc.com/sites/default/files/dossier_bitcoin_2.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *